vacío

El vacío fértil

Seguramente hayas experimentado alguna vez en tu vida la sensación de vacío. 

Suele aparecer cuando te das cuenta de que has pedido el hilo de lo que has venido haciendo. Esto puede ocurrirte en una conversación y también en un periodo prolongado, una etapa vital en la que aquello que venías haciendo ya no es tan interesante y tu motivación se esfuma. 

Sientes que ni tu energía ni tu convicción están donde estaban antes, como si hubieras perdido el hilo. Y te encuentras delante de un trabajo que detestas, de una pareja que no te llena o perteneciendo a un grupo de amigos con no recuerdas la última conversación interesante. 

Esto es muy frecuente, más de lo que imaginas. De hecho, presta atención porque se dará varias veces en tu vida.

Aparecerán espacios en blanco que posiblemente vivirás con mucha ansiedad y, tal y como hemos aprendido en nuestra cultura occidental, tratarás de rellenar estos periodos de otras muchas cosas, de lo primero que sea. De hecho, párate y observa el universo de distracciones y sugerencias que el mundo del marketing tiene para ti.

Frits Perls, creador de la terapia Gestalt, habla de que este vacío, este momento vital, tiene la capacidad de ser estéril o fértil. Y tú tienes el poder de decidir qué acabará siendo:

Será vacío estéril si vas corriendo a llenarlo de experiencias, cosas y personas para salir huyendo de la incertidumbre y el miedo. Como ese silencio incómodo de ascensor donde siempre acabas recurriendo a las mismas frases o gestos. O como cuando empezó el confinamiento, que ante el horror de estar 24 horas en casa (y el miedo que te dió tanto cambio de golpe), rellenaste tu agenda como un pavo de navidad con todas las actividades, tutoriales y directos habidos y por haber.

El vacío fértil, sin embargo, es cuando conectas con la oportunidad de escribir en tu página en blanco con lo nuevo y espontáneo. Cuando permites que florezca algo nuevo desde lo auténtico y espontáneo que está en ti. Es como cuando alargas un tiempo de aburrimiento o de “no hacer nada” y es entonces cuando aparecen ideas realmente geniales. 

Es estar esperando para que, cuando ocurra algo, puedas aprovechar la oportunidad que dispare tu potencial. 

De ti depende, transformar este momento de incertidumbre en confianza. De habitar este incómodo punto cero para dejar venir lo que está floreciendo. Para dejar que aparezca lo nuevo. 

Esta etapa actual te está pidiendo que abandones tu anterior estructura y te está empujando a resurgir desde un lugar más auténtico, creativo y real. Más tú.

Cuando sientas falta de energía o sientas que has perdido tu camino: respira, date espacio, póntelo fácil, reposa… algo nuevo está saliendo de ahí. De ti. 

El vacío fértil, en palabras de Perls, es un desierto que florece. Un lugar, dentro de ti, donde la confianza tiene un regalo que hacerte. 

Cuéntame, ¿sabes identificar cuándo estás en el vacío fértil? ¿Tiendes a estar la mayoría del tiempo en “el hacer”? ¿Cómo estás viviendo la incertidumbre? 

Deja una respuesta