Conócete. Acéptate. Supérate.

Tres palabras. Tan cortas como intensas. Tres palabras que no tuvieron más remedio que ser acentuadas. 3 palabras que representan una vida.

🔸Conócete: Prueba abrir la puerta, pero esta vez hacia dentro. Nacemos con una “cajita” de herramientas y recursos para solucionar algún problema en el Mundo. Todos. Descubrir ese Don natural te empoderará, te hará más feliz y la vida mucho más ligera. Conectar con tu Talento te conecta con tu Misión, tu GPS vital recalculará y posiblemente todo recobrará más sentido.

🔹Acéptate: Puede que encuentres partes de que te gusten y otras que no tanto. Auténticas fortunas y también sinsabores. Aceptar es reconocer tus luces y sombras. Tal y como eres. Este proceso es clave, porque lo que resistes persiste y lo que aceptas se transforma. Puede que descubras que lo primero que cambia es la mirada hacia eso tuyo que tan poco te gusta. Descubrir para qué existe tu sombra puede abrirte nuevas puertas, puede darle sentido a las partes más brillantes de ti.

🥇Supérate: Mantente activo dando pequeños pasitos. Busca referentes en aquello que quieras desarrollar, prémiate, descansa cuando lo necesitas. Si caes, vuelve a levantarte, ayuda a otros a levantarse y también a que se superen. No te conformes y sigue aprendiendo. Lo importante es el camino, y no el destino. Aparecerán 20 millones de excusas, pero ese es tu cerebro que se resiste a salir del modo automático, de tu zona de confort. Si no sabes cómo hacer algo, búscalo. Si no lo encuentras, pregunta y pide ayuda.
Un estudio de 2013, concluyó que aprender nuevas habilidades, realizar actividades mentalmente desafiantes, mientras mantenemos nuestra red social, nos ayuda a mantener una buena agudeza mental a medida que envejecemos.


Cuando estás dentro de la zona de confort, puede que estés fuera de la zona de mejora.

No sabemos si hay vida más allá de la muerte, así que ocupémonos en que haya vida antes de ésta.

🚀¿Qué te ha parecido el post?

¡Gracias por estar!

Deja una respuesta