aceptar

Cuando dejas ir, dejas llegar.

Cuando dejas ir, dejas llegar.

Aunque parece un sinsentido o una frase con trampa, la vida y sus ciclos no tienen en cuenta tu dificultad para desapegarte de situaciones, personas y cosas que realmente no te hacen feliz.⁣

Y ahí estás tú, queriendo controlar el flujo natural de la vida, los cambios y en definitiva, perdiendo oportunidades.⁣

Perdiendo El Ahora, que es el único lugar dónde puedes sentir y ser.⁣

Sigues insistiendo con ese chico que no contesta a tus mensajes o continuas con tu pareja por costumbre y a pesar de no ser feliz con ella.⁣

Llenas tu armario para vivir en una falsa abundancia, pues tú y yo bien sabemos que hay prendas que hace más de un año que no usas (¡ay de ti si te viera Marie Kondo!). ⁣

Dejar ir es aceptar las cosas como son y no como nos gustaría que fueran.

Cuando no aceptamos, necesitamos explicaciones, argumentos, solemos presionar para obtener lo que deseamos. Y esto nos atasca, nos sentimos frustradas, cansadas… ⁣

Reconoce y siente cuánto te asusta el cambio, la incertidumbre y cómo te frustra tu incapacidad de adivinar el futuro.⁣

Cuando no dejas ir, estás reconociendo que mereces menos y que no debes aspirar a más.⁣

Notarás que algo vale la pena cuando de forma natural todo fluya y sea un dar y recibir recíproco. ⁣

Así que te invito a:⁣

Entrena tu mente para fijarte en lo positivo, en lo que te sienta bien. Así te será más fácil detectar lo mejor para ti, lo que te quedas.⁣

Y, por ende, darte cuenta de lo que no te suma. De lo que existe para evitar el vacío al que tanto temes.⁣

Otra cosa, es que no creas merecerlo. Y aquí, ya estamos hablando de autoestima

Venga, repite conmigo:⁣

Me-rez-co-to-do-lo-me-jor⁣

¿A que sienta bien?

Fuiste perfectamente diseñada para ser feliz.

Si sientes que no es tu caso, quiero que sepas que tienes el poder transformarlo, puedes recobrar tu equilibrio. Y no estás sola, podemos hacerlo juntas.

Cuéntame, ¿qué estás deseando ver llegar? ¿Cómo vas a hacerle espacio?⁣

Publicado por beli en Sin categoría, 0 comentarios
Tenemos lo que soportamos.

Tenemos lo que soportamos.

Esta es una verdad incómoda, lo reconozco. Como lo debe ser continuar el camino con la mochila cada vez más pesada. O peor, llena de eso que ni nos sirve ni nada tiene que ver ya con nosotros. Y aquí cabe todo: personas, relaciones, hábitos, trabajos, creencias familiares, conflictos, objetos, tradiciones, etc.

Seguir leyendo →
Publicado por beli en Sin categoría